El Deporte de la Crítica

Es un hecho que, sin importar las acciones del gobierno, el gobierno será criticado. Entre esas críticas se denuncia la corrupción, la impunidad, el tráfico de drogas, la educación, y lo que alguna figura publica esté haciendo o comiendo. Y aunque algunas de esas críticas tienen fundamento, la realidad es que la crítica hacia el gobierno se ha vuelto un deporte. En vez de buscar soluciones a los problemas que enfrentamos, hemos preferido seguir en lo nuestro, pedir cambio sin primero nosotros cambiar y, cuando se de la oportunidad, criticar para luego olvidar lo criticado.

Desafortunadamente, México no va a cambiar sólo a base de críticas. Si fuera así, ya tendríamos un México distinto. México va a cambiar a base de la acción, de las propuestas de la ciudadanía, de mujeres y hombres dispuestos a actuar por el bien de su país en la manera que puedan. Si nosotros criticamos pero no actuamos, tampoco podemos quejarnos cuando las cosas no cambien.

Afortunadamente, la acción, que le da sentido y razón a la crítica, no tiene que ser heroica y solamente alcanzable por unos pocos. La acción puede ser crear un hábito de lectura, participar en proyectos que ayuden a la comunidad, tomar conciencia sobre el efecto que nuestras acciones tienen sobre los demás, o usar los talentos de uno para el bien común. La realidad es que todos tenemos algo que aportar para la construcción del México que queremos.

Dejemos de criticar sin primero actuar. Empecemos a cambiar,  para así cambiar al país. Movámonos de la facilidad de la crítica hacia la dificultad del actuar.  La crítica destruye, pero no construye. Construíamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *