Transparencia: El Problema de las Asociaciones Civiles

En un estudio sobre el estado de la filantropía en 145 países, México es el número 90. Del dinero que recaudan las sociedades civiles mexicanas, menos del 7% viene de la gente o empresas. En resumen, México es un país carente de filantropía. Según el ITAM, esto se debe a que el 74% de los mexicanos no confía en las sociedades civiles.  Desafortunadamente, esto no facilita la creación de  organizaciones capaces de atacar problemas que ni el gobierno ni compañías pueden resolver eficazmente.

Existe una necesidad por asociaciones civiles que ataquen problemas sociales.  Organizaciones que defienden y ayudan a los migrantes, a las familias, a los indígenas, o a niños sin acceso a la educación merecen nuestro apoyo económico ya que sus acciones pueden mejorar la calidad de vida y la economía en México.  De igual manera, sí tenemos motivos para desconfiar en unas organizaciones. En México, a las organizaciones civiles no se les requiere publicar el uso de sus fondos públicamente, facilitando el uso de las asociaciones para otros fines que el beneficio común. Esta falla, la falta de transparencia, da razones validas para dudar en las asociaciones civiles.

La solución más clara para esto es la transparencia. Si el nivel de filantropía se basa en la confianza en asociaciones civiles, le seria beneficioso a dichas organizaciones publicar el uso de sus fondos así como su impacto. La transparencia podría restablecer la confianza en ellas ya que sería más fácil ver el valor que ellas tienen. Eventualmente, con esta confianza nos veríamos más dispuestos a contribuir, como seamos capaces, a su misión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *